Para empezar… ¿Qué es el veganismo?

El término se remonta a 1944, cuando un pequeño grupo de vegetarianos (no confundir con veganos) dejó la Sociedad Vegetariana Leicester en Inglaterra, formando la “Sociedad Vegana”.

Decidieron no consumir productos lácteos, huevos, o cualquier otro producto de origen animal, sumado a no consumir carne, como hacen los vegetarianos.

El término “vegano” fue elegido como combinación de las primeras y últimas letras de “vegetariano”.

El veganismo se define, actualmente, como una forma de vida, que busca excluir toda forma de explotación y crueldad animal, incluyendo la comida, ropa y otros propósitos.

La gente comienza el estilo de vida vegano por distintas razones. Las principales son:

Ética: el pensamiento vegano se basa en la fuerte creencia de que todas las criaturas tienen derecho a la vida y libertad. Ser vegano es oponerse al estrés psicológico y físico por el cual pasan los animales como resultado de prácticas modernas en agricultura.

Salud: algunas personas eligen el veganismo por sus potenciales efectos beneficiosos a la salud. Por ejemplo, las dietas que se basan en el consumo de alimentos de origen vegetal, reducen el riesgo de padecer enfermedades al corazón, diabetes tipo 2, cáncer y muerte prematura.

Medioambiente: otra de las causas de ser vegano puede orientarse al impacto que causa la agricultura animal en el medioambiente. En 2010, un reporte de la ONU (Organización de Naciones Unidas), informaba que los productos de origen animal requieren generalmente más recursos, causando mayores emisiones de gas de efecto invernadero. Esto no ocurre con los productos de origen vegetal.

Los alimentos que los veganos evitan, son: carne, pollo, pescado, huevos, lácteos, entre otros. También evitan algunos ingredientes de cocina que contienen elementos de origen animal.

Los productos veganos, ¿son accesibles para todos?

Gracias a la alta demanda de productos veganos, la industria de la alimentación ha logrado ajustarse a estas necesidades culinarias, lo que ha llevado al mercado a ofrecernos una gran gama de productos de origen vegano, como hamburguesas, vienesas, leches, aceites, y más, todos libres de origen animal.

En Fundo San Ignacio hemos atendido las necesidades de nuestro público, disponiendo para ellos de opciones alternativas a la comida “tradicional”, y así no estar limitados a ella; las marcas VEGUSTA y De Raíz, ambas de origen chileno, son una excelente alternativa. Leche y yogurt de almendras, hamburguesas, vienesas, queso crema y más, ¡para no limitarse en sabores veganos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *